Festivales Deportivos y Experiencias

extremas - recreativas - outdoor

Tres glaciares para descubrir en Santiago

elmorado 2

Mientras nos maravillamos con la Patagonia y el sur del país que, por cierto, nunca dejará de impresionarnos, muchas veces nos olvidamos de los grandes atractivos naturales que tiene nuestra capital. A pesar del ruido de la gran ciudad, las luces, las personas y todo lo que trae el día a día, las montañas que nos rodean esconden secretos poco explorados. Al igual que en el extremo sur del país existen glaciares, en Santiago hay tres de ellos y que son accesibles para todas las personas. De esta forma, en la grisácea ciudad, podemos encontrar armonía, aguas transparentes recorriendo fértiles tierras donde crecen árboles y plantas milenarias. A su vez, en estos espacios, conviven cientos de animales como liebres, aves, cóndores y, si mantienes cautela, hasta podrías llegar a divisar pumas. Estos últimos se alejan de los seres humanos y, normalmente, habitan las cumbres y lugares alejados. Hasta el viento, que corre libre de edificios y torres, se siente distinto. Te alienta a respirar, refresca tu garganta y piel, sobre todo, tras una larga caminata. No sólo la satisfacción que provoca el trekking o introducirse en la naturaleza es suficiente, la cumbre o el destino siempre será la consagración del esfuerzo. Las grandes montañas de hielo son:

  1. Glaciar La Paloma, ubicado en el Santuario de la Naturaleza Yerba Loca: Primerizo

Tomando la Ruta G-21 que lleva a los centros de esquí del Valle del Mapocho (Farellones, etc.) se accede al Santuario de la Naturaleza Yerba Loca, donde comienza el camino al glaciar. Se debe seguir la huella que avanza por la ribera del estero Yerba Loca y 8,5 km se encuentra La Lata, que es una planicie amplia, con pasto, perfecta para pasar la noche y continuar la caminata al día siguiente. La Cascada, a los 10,9 km, es un hermoso paisaje y buen lugar para proveerse de agua. Posterior a ella se viene la zona de mayor pendiente en el trayecto, que finaliza en Piedra Carvajal, un refugio improvisado de rocas donde también se puede pasar la noche. Avanzando por la ribera oeste del estero y por un terreno un poco difícil donde hay que caminar con mucho cuidado, es posible llegar al mirador del glaciar, desde donde se consigue una increíble vista. * Distancia de caminata: 28,3 kilómetros (ida y vuelta) Desnivel: 1.484 metros Tiempo aproximado de ascensión: 7 horas Acceso: desde el Santuario de la Naturaleza Yerba Loca, que queda a 23 kilómetros de la plaza San Enrique, en Lo Barnechea. Hay que pagar una entrada de $2.500 adultos y $1.500 niños. Más información en www.yerbaloca.cl https://www.youtube.com/watch?v=eTtFXsAYSBg 2. Nieves Negras: Nunca dejes de explorar Continuando por la Ruta G-25 al Cajón del Maipo, el final de la ruta llega a Termas de Colina, a 2.450 msnm. Luego de estacionar el auto a unos 700 metros del sector de los baños, comienza un sendero que va a lo largo de la ribera norte del río Colina, en dirección al volcán Puntiagudo. En el camino hay planicies con matorrales y vacas pastando en ellas (con las que hay que tener un poco de cuidado), muchos pájaros, liebres y un gran plus a otros trekking de Santiago: una completa soledad, ya que no es un destino muy transitado. Luego de cruzar el río Azufre, para lo que habrá que sacarse los zapatos y, con toda honestidad, congelarse los pies, habrá que evitar las barrosas y �??olorosas�?� vegas. Desde ahí se tiene una clara vista del volcán San José y el glaciar Nieves Negras al norte, hacia donde hay que dirigirse, y al este los cerros Amarillo, Pa-namericano y Manu Tara. Hay que superar algunos pasos de agua y vegas antes de llegar a glaciar, a 3.220 metros. La idea es subir a la base del glaciar (hay, eso sí, que tener cuidado al caminar por la morrena), porque de cerca es sorprendente el color negro brillante de su hielo. * Distancia de caminata: 21 kilómetros (ida y vuelta) Desnivel: 689 metros Tiempo aproximado de ascensión: 3 y media horas Acceso: desde el cruce Las Vizcachas, son 77,6 km en vehículo hasta Termas de Colina. Hay que pagar la entrada a las termas, que son $8.000 adultos y $4.000 niños. Más indicaciones para llegar en www.wikiexplora.com https://www.youtube.com/watch?v=LSLdfo1f-eE 3. El Morado: Classic Confundido muchas veces con el glaciar San Francisco, que se ubica en el Monumento Natural El Morado, este glaciar se encuentra contiguo al monumento, pero fuera de los terrenos de Conaf. Es un glaciar colgante y una excursión muy educativa porque, aunque aún el glaciar es bastante claro y es posible ver otros glaciares cercanos a él, es evidente que las altas temperaturas lo han hecho retroceder considerablemente. El Morado es, como dirían algunos, una clara víctima del calentamiento global. Esto también ha provocado que su laguna se torne de un color café, al llenarse de sedimento, el que contrasta con los hielos muy blancos que flotan en ella. El sendero está muy bien delimitado todo el camino (sólo hay que tener cuidado con los atajos que pueden ser un arma de doble filo) y exceptuando los últimos 400 metros, donde hay unos 120 metros de desnivel, la subida es constante pero a buen ritmo. Durante el trayecto hay que cruzar pequeños esteros de los cuales se puede conseguir agua y todo el camino se ven pájaros y flores que recrean la vista. Es un trekking bastante transitado y muy probable ver a más personas en el sendero, lo que le dará una mayor sensación de seguridad si es su primera vez. * Distancia de caminata: 17 kilómetros (ida y vuelta) Desnivel: 634 metros Tiempo aproximado de ascensión: 3 horas Acceso: desde el cruce Las Vizcachas, son 79,2 km en vehículo hasta el último sitio donde se puede estacionar en verano. El desvío es pasada la bifurcación a Baños Morales, más indicaciones para llegar en www.wikiexplora.com https://www.youtube.com/watch?v=V5JB99H6pXI

Recomendaciones para el trekking

  1. Para que una caminata sea cómoda y segura hay que equiparse. Primero, un buen par de zapatos, luego unos buenos pantalones y bastones. Compre ropa técnica, en los outlets hay buenas ofertas.

      2. Si no se siente seguro de ir solo, hay muchas agencias de turismo y guías que ofrecen sus servicios. Los precios            no son tan elevados como se cree y si se arma un grupo grande pueden hacerle un precio.       3. Hay que leer con mucha atención las indicaciones para ir y revisar los estados del camino. Lleve la información            con usted (impresa, en su teléfono, etc.), así como una brújula que lo ayude a guiarse.        4. La gente dedica mucho trabajo a preparar la comida que llevará a la excursión, pero poco al kit de primeros                  auxilios. Haga uno. Otra recomendación frecuente es avisar de la salida a Carabineros. Fuente: La Tercera